Páginas vistas en total

martes, 12 de julio de 2011

Odiaba los "Tenemos que hablar"

Allí estaba ella, delante del ordenador con el Tuenti abierto en la pestaña del los mensajes privados. Con un mensaje privado del que era su novio, no lo quería abrir por que se imaginaba lo que pondría. También se le pasó por la cabeza borrarlo sin leerlo. Pero sabía que eso sería un gesto inmaduro y que tarde o temprano tendría que aceptar lo que se avecinaba, le gustase o no. Decidió abrirlo, era lo que esperaba aunque pensaba que sería más largo. Tan sólo ponía: Tenemos que hablar, luego te llamo y quedamos, es importante. Odiaba los "Tenemos que hablar", siempre terminaban mal. Y así fue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario